¡y depués del choque!

Escrito por Omar Macías Díaz el Lunes, 06 Mayo 2013. Publicado en Diario

El pasado viernes 3 de mayo, aproximadamente a las 9:35 PM me dirigía a dejar a mi hijo y sus amigos al malecón, iba por la calle Revolución de 1910 y en la esquina de Sonora un señor se pasó su alto y lo impacte de su lado lateral derecho.

La velocidad del carro del otro conductor (Chevrolet Spark) hizo que la camioneta que yo conducia quedara de frente justo en la otra esquina. El auto del señor quedo en encima de la banqueta justo enfrente de mí y apuntando en sentido contrario del cual el venía, tumbando el señalamiento de alto.

Me fijé que en el carro todos estuvieran bien y me baje para ver qué había pasado. El señor del otro vehículo me quiso intimidar diciéndome que yo tuve la culpa y que fui yo quien me pase el alto, me percate que venía en estado de ebriedad por su forma de hablar, de moverse y por supuesto por su aliento alcohólico. Le dije que el que se había pasado el alto era él y que además venía en estado de ebriedad, el fulano cambio su actitud.

Solicité apoyo a las personas de las casas que salieron al chisme, pidiéndole que por favor llamaran a la policía, todos riendo como viendo un espectáculo de circo, ¡nadie me apoyo!

Hice varias llamadas para avisar a la familia de lo que había pasado e informarles que todos estábamos bien marque al seguros Inbursa y de inmediato me atendieron y enviaron al ajustador.

Me encontraba muy aturdido, con todo lo que estaba pasando, el señor del otro vehículo me dice no te preocupes, mi carro tiene seguro, pero yo seguía haciendo llamadas… De pronto se acerca nuevamente el señor y me dice, no te preocupes tengo seguro y aquí se va a quedar el carro, a lo que yo no tome mucho en cuenta, de repente este señor se sube a un carro y se va.

Llego mi familia a apoyarme y esperaron a que llegara la patrulla (muy agradecido por todo ese cariño que siempre me demuestran)… finalmente llegaron las patrullas, y empezaron las preguntas de rutina, pero no había mucho que decir, el otro vehículo olía a cerveza, además con un cartón en el interior con cervezas.

Fuimos a tránsito y el otro señor nunca se presentó. Me hicieron la prueba del alcohol, pero me salen debiendo por que NO tomo (por convicción).

Después fui a Central de Especialidades Médica en donde me hicieron un examen de rutina debido a los diversos dolores en el hombro codo, rodilla y costillas. Cuando me pregunta el doctor que si la costilla fue por la bolsa de aire, me di cuenta que las bolsas de aire nunca salieron, tal vez porque el impacto no fue tan fuerte, solo fue el jalón del otro vehículo.

Muy agradecido con mi concuño Joel que me acompaño en todo momento y me llevo a todos lados.

Pues no queda más que decir, solo que SI TOMAS, por favor NO MANEJES… la vida de todo los demás que no tomamos no te pertenece, por lo tanto respeta.

Comparte este artículo en las redes sociales

Acerca del Autor

Omar Macías Díaz

Omar Macías Díaz

Soy un armador de ideas. Me encanta servir a la gente. La Mercadotecnia y las Ventas son mi trabajo. Disfruto diseñar y desarrollar páginas web.

http://www.omarmacias.com

Comentarios (1)

  • Gabo

    Gabo

    04 Diciembre 2013 a las 21:17 |
    No manches Omar que mal pedo =S lo weno que no paso a mayores

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.