2013 un año muy difícil

Escrito por Omar Macías Díaz el Martes, 31 Diciembre 2013. Publicado en Diario

Tengo varios días haciendo el balance de mi año 2013. Y he llegado a la conclusión que ha sido uno de los años más duros de mi vida, mis pensamientos negativos me llevan a considerar que ha sido el peor año de todos.

La vida nos da lecciones, aveces tan dolorosas que crees que nunca te vas a recuperar de ellas, y mi realidad no me deja mentir ya que durante los años que he vivido, la vida me ha puesto en situaciones muy duras...

No me estoy quejando, simplemente es un recordatorio de que a pesar de las dificultades seguimos de pie, con ganas de vivir, amar, aprender y compartir.

Antes que iniciara el año 2013 me pasó que los números me salían en 13 y pensaba que tal vez era una señal divina de que iba a ser un año increíble, que me iba a sacar la lotería, que sería el mejor año de mi vida, pero durante el año hubo varias situaciones que se empeñaban en demostrarme lo contrario. Aveces cuándo las aguas están revueltas los pensamientos se vuelven turbios y no dejan ver con claridad la realidad. Lo que sucede a nuestro alrededor no está dentro de nuestro control, nosotros podemos hacer nuestro mayor esfuerzo pero en ocasiones el resultado depende de diferentes variables.

Cuando la economía se ve afectada es muy difícil de tener pensamientos positivos, y es más difícil encontrar la sapiencia para salir adelante, sin embargo no tiramos la toalla y seguimos avante. Consciente de que primero es la salud, le doy la debida importancia que se merece a este asunto.

Amar a las personas implica tratar de entenderlas sin juzgarlas, además de sacar lo mejor de ellas dando lo mejor de ti. Es duro que cuando necesitas de alguien que te tienda la mano, escuche, y te de una palabra de ánimo, esta te ignore, juzgue y se de la media vuelta sin nada que ofrecer. Pero por otro lado es increíble tener a personas que te apoyan incondicionalmente, que a pesar de saber lo peor de ti, "te aman" y están dispuestas a ayudar. Este año he confirmado que existen estos dos tipo de personas, y estoy muy agradecido por tener a ambos tipos de personas en mi vida y de haber aprendido a identificarlas. En ocasiones los familiares se convierten en desconocidos y los desconocidos en familia.

Este año ha sido un año de lucha constante, de algunos fracasos y de algunos éxitos. Los éxitos dan satisfacciones y los fracasos dan aprendizaje y según "yo" la conjunción de estos dos factores construyen la vida.

El balance arroja números rojos, sin embargo estoy consciente de esto y se que tengo la capacidad de hacer que las cosas mejoren. Ha sido un año difícil, pero al final de ejercicio tengo lo mejor de la vida: salud, amor, mi familia, mis familiares, grandes amigos, buenas personas que están ahí para compartir su luz, regalarme un like, un saludo, su mejor sonrisa, y por supuesto yo tengo para darles lo mejor de mi.

La experiencia se obtiene de haber cometido muchos errores y sacar el mejor provecho de ellos. Esperó tener la capacidad suficiente para poder enmendar mis errores y generar una mayor experiencia que me ayude a seguir por el camino de la de felicidad, recorriendo las brechas de la sabiduría para alcanzar mi meta que es la plenitud.

¡Gracias 2013!

Comparte este artículo en las redes sociales

Acerca del Autor

Omar Macías Díaz

Omar Macías Díaz

Soy un armador de ideas. Me encanta servir a la gente. La Mercadotecnia y las Ventas son mi trabajo. Disfruto diseñar y desarrollar páginas web.

http://www.omarmacias.com

Comentarios (2)

  • liliana

    liliana

    31 Marzo 2015 a las 19:32 |
    ME ENCANTO TU FILOSOFIA.
    • Omar Macías Díaz

      Omar Macías Díaz

      08 Enero 2016 a las 00:19 |
      Muchas gracias Liliana.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.